24 junio, 2015

Modificación de conducta

 

Para perros jóvenes o adultos que han adquirido malos hábitos en la convivencia y que perjudican a la familia, al entorno, o a ellos mismos.

Desde la modificación de conducta tratamos 3 frentes: la formación del dueño, la modificación del ambiente y la modificación del animal de compañía.

Estos adiestramientos se realizan siempre acompañados por el dueño, trabajamos para que el animal cambie su comportamiento y perdure cuando el adiestrador no esté presente.

No solo aprende el perro. En las modificaciones de conducta es igual de importante que el dueño también aprenda.

agresion 1problemas de evacuaciónSEMC 3MP DSCperro_miedosoconducta destructiva 1habito de excavar 2

Hay muchísimos problemas de conducta pero los más habituales son:

  • MIEDOS Y FOBIAS: A personas, animales, ruidos, lugares u objetos.
  • CONDUCTAS REBELDES: Saltar encima de las personas, buscar en la basura, tirar de la correa, ladrido excesivo, romper cosas cuando se queda solo en casa, etc.
  • PROBLEMAS EN LA CONDUCTA DE ELIMINACIÓN: Pueden ser por sumisión, por excitación, por marcación, por ansiedad… diagnosticamos el problema y realizamos su tratamiento y una prevención.
  • ANSIEDAD POR SEPARACIÓN: El perro sufre un gran estrés al quedarse solo, y en la mayoría de los casos esto llega a condicionarnos la vida. La ansiedad por separación puede originar diversas conductas no deseadas.
  • CONDUCTAS DESTRUCTIVAS: Habito de excavar, o masticación destructiva de objetos y pertenencias de los dueños…
  • TRASTORNOS ESTEREOTÍPICOS Y COMPULSIVOS: Perseguirse la cola, lamerse compulsivamente, dar vueltas, andar sin parar, perseguir objetos invisibles, entre otros.
  • AGRESIÓN CANINA: Toda conducta amenazante o peligrosa dirigida hacia otro individuo. No hace falta que nuestro animal de compañía muerda para manifestar una agresión. Hay diferentes tipos de agresividad;  diagnosticamos el tipo, la intensidad del problema, y los pasos inmediatos a seguir.

 

En todos los trabajos de modificación de conducta se realiza una entrevista previa para la recogida de datos del problema. Con ello realizamos un diagnostico previo y nos da la posibilidad de establecer un tratamiento adecuado desde el primer momento. Por supuesto, nunca se empieza a trabajar sin la observación del comportamiento del animal.

Posteriormente realizamos un seguimiento durante los siguientes 6 meses, para que los dueños puedan esclarecer los hechos y las técnicas. Los contactos de seguimiento se realizan a las 2, 4 y 24 semanas, de este modo proporcionamos una evaluación correcta del progreso y resolvemos tus dudas o los problemas del animal en reincidir.

Es importante que el dueño entienda la responsabilidad que conlleva modificar una conducta. Ningún adiestrador puede hacerlo solo. El adiestrador trabajará para que el animal cambie, pondrá los medios y el tratamiento adecuado, pero el propietario o propietarios deben estar decididos a actuar según las indicaciones del adiestrador canino, y seguir las pautas y técnicas adecuadas para solucionar el problema.

El mejor tratamiento es siempre una correcta educación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies